Barba o no barba: esa es la cuestión… en tiempos de la Covid-19

Barba o no barba: esa es la cuestión… en tiempos de la Covid-19

Si por algo se han caracterizado estas últimas semanas, es por la cantidad de consultas recibidas en nuestra barbería, acerca de si debemos o no debemos afeitarnos la barba. La respuesta por nuestra parte siempre ha sido la misma: «si no lo necesitas, no hace falta que te la afeites».

No sé si os acordáis, pero a comienzos del estado de alarma miles de sanitarios y otros colectivos que estaban en contacto directo con la enfermedad, decidieron prescindir de la barba. Usando la etiqueta #yomeafeitoporti, difundieron en sus redes sociales fotografías en las que se podía ver el cambio de imagen que decidieron llevar a cabo. Se entiende perfectamente que tomaran esta decisión, sobre todo teniendo en cuenta que el tipo de trabajo, así como el riesgo de contagio es mucho mayor en un hospital o un centro geriátrico que, en cualquier otro lugar que nos podamos imaginar. A esta situación, se le unió la necesidad de trabajar durante extenuantes jornadas laborales pertrechados con las incómodas mascarillas FFP2 KN95, que deben estar completamente ajustadas al rostro, haciendo que la decisión de tener la cara rasurada pasase a ser una auténtica necesidad.

Dejando de lado ciertos grupos que han estado luchando en primera línea contra la pandemia, para el resto de la población afeitarse no es, ni mucho menos, una obligación.

Desde las autoridades nos han advertido de la obligatoriedad de usar mascarilla hasta que se encuentre una vacuna efectiva contra el coronavirus. Tal y como ya hemos comentado, el uso de mascarillas KN95 hace más complicado llevar vello facial, sobre todo si la largura es superior a unos pocos centímetros. No ocurre lo mismo con las mascarillas higiénicas, que son las más cómodas, ligeras y las que mejor se ajustan a todo tipo de caras siendo, en definitiva, las más usadas por la mayoría de la población. Este tipo de mascarillas permiten perfectamente su uso sobre barbas mucho más largas, ya que son las que más se adaptan al rostro, cubriendo en su totalidad tanto la nariz como la boca y la barbilla de quienes las usan.

 

 

Sabiendo todo esto, si has decidido que tu barba es a prueba de pandemias, desde la Peluquería Luis Villa te queremos dar unos pequeños consejos para hacer tu vida más segura:

– Si algo nos han repetido hasta la saciedad las autoridades sanitarias, es que no nos debemos tocar bajo ningún concepto la cara, incluso usando mascarilla. Es evidente que, si llevamos barba, tenemos que mentalizarnos que debe pasar a la historia el típico gesto de acariciarla.

– De la misma manera que nos lavamos con mucha más frecuencia y profundidad las manos, debemos también tener un protocolo de limpieza más exahustivo con nuestra barba, independientemente de la largura que esta tenga.

– Existen en el mercado una gran variedad de productos de limpieza facial específicos para hombres, que limpian el pelo de la barba a la vez que cuidan la piel del rostro. Desde nuestra peluquería aconsejamos este tipo de limpiadores, ya que los jabones y champús que utilizamos a diario para el resto del cuerpo, a la larga resecarían nuestra piel, provocando la aparición de la desagradable caspa de barba. Estos jabones pueden complementase con productos hidratantes, como los aceites, que te dejan la barba con la suavidad necesaria. Si tienes dudas de qué tipo de productos se adapta mejor a ti, consúltanos y te asesoraremos en aquello que necesites.

Recuerda que llevar barba no aumenta el riesgo de contagio por coronavirus , aunque lo que sí tienes que saber es cómo cuidarla. Saber colocarte correctamente la mascarilla es primordial para evitar contagios, y así protegerte tanto tú como los que te rodean. Mantén en todo momento las medidas de seguridad que indican las autoridades sanitarias, y ten claro que… Nada te impide llevar una barba poblada, incluso en tiempos de pandemia.

Luis Villa - 2020 | Condiciones Generales | Contacto